Experiencias y más,  Historias

Preparación del Pastel de Cumpleaños (Parte I)

Expectativa vs Realidad
4
Imagen descargada de https://www.trendingenmiami.com/las-15-peores-expectativas-vs-realidad-de-pasteles-de-cumpleanos/

Nunca en mi vida me había tenido que preocupar por preparar postres porque en México hay muchísimos sitios donde puedes comprar pasteles espectaculares para cualquier ocasión. En Alemania debo decir que la repostería y panadería son exquisitas,  porque todos los que nos han venido a visitar se van maravillados de lo rico que está el pan. Además es costumbre que la gente hornee galletas, tartas, pasteles y de todo en su casa. En el último trabajo que tuve, había seminarios cada semana y en ellos la persona que presentaba su trabajo llevaba galletas o pasteles elaborados por ella misma. Cuando se acercaba la fecha de mi presentación empecé a preocuparme más por preparar las galletas que por hacer la presentación. Lo que hice fue buscar en Google “galletas fáciles” y encontré una receta de polvorones de nuez, pero como no sabía cómo iban a quedar, compré galletas en el supermercado y el día la presentación las revolví con los polvorones de nuez que yo había preparado por si sabían malos o quemados. Al menos me aseguraba de que comían algo decente (y también echarle la culpa a las galletas que había comprado jajaja). 

Al momento de empezar a escribir este post mi bebé acababa de cumplir 11 meses, así que quedaba exactamente un mes para que fuese su primer cumpleaños. Ahora quedan  9 días. Para esta especial ocasión, me gustaría hacerle una pequeña celebración. Aunque sé que él no se va a enterar de que la fiesta es en su honor, no quiero que el día pase desapercibido. En nuestros planes está hacer una pequeña fiesta con poca gente y entre las cosas que tengo que preparar está lo principal: EL PASTEL DE CUMPLEAÑOS.

Debo admitir que la cocina y repostería no son de mis puntos fuertes y no es algo de lo que esté orgullosa. Tampoco sé pintar ni dibujar, por lo que me da un poco de miedo que el pastel de mi hijo vaya a quedar como esos de expectativa vs realidad que van de lo cómico a lo tétrico, ¿cierto? De lo que no hay duda alguna es que todos están hechos con la intención de hacer feliz a alguien. Y como estoy consciente de mis limitaciones no intentaré hacer algo que requiera de mucho trabajo artístico.

Como quería ir agarrando valor para el gran reto que he llamado “Operación Pastel”, me puse como primera prueba la de hacer un chocoflan, que según los tutoriales lo llaman “El Pastel Imposible” (sólo por el nombre sonaba difícil, ¿verdad?). Por suerte conté con la supervisión por WhatsApp de mi hermana, quien me envió un video de YouTube para irme guiando y yo le iba enviando mensajes preguntándole cosas y fotos de mis avances. Al momento de hornear el chocoflan empecé a entrar en pánico porque según las instrucciones del video éste estaba listo después de una hora, ya había pasado y el pan de chocolate seguía estando crudo. Mi hermana me dijo que no me preocupara, que lo malo era que se cociera de más, pero de todas formas yo empecé a revisar y a hacer “la prueba del cuchillo” cada 10 minutos. Finalmente no me llevó una, sino ¡dos horas hornear el chocoflan! Después hubo un período de calma esperando a que se enfriara un poco la mezcla y finalmente el segundo momento de pánico: el momento en que debes de darle la vuelta al molde para que el chocoflan quede en el plato; ¡qué momento de tensión pensando en que si se rompe el pan hechas a perder todo el trabajo! Así que con las manos un poco temblorosas y a la cuenta de 1, 2……2 y medio…… Uy…..3, le di la vuelta al molde conteniendo la respiración.  Para mi gran alivio todo estaba en su lugar, así que sólo metí el pastel en el refrigerador y me fui a dormir muy orgullosa de mi gran logro.

Al día siguiente mi bebé cumplió 11 meses y para celebrarlo partimos el chocoflan en su honor y sólo en su honor porque aún no le doy de comer ese tipo de cosas. La parte que él disfrutó fue cuando le cantamos “cumple meses feliz, te deseamos todos…” y para mi gran satisfacción el postre tenía un rico sabor. Así que ya me siento lista para la siguiente prueba, preparar EL PASTEL DE CUMPLEAÑOS. Prometo subir fotografías esperando que no me quede como el temido expectativa vs realidad. ¡Deséenme suerte!

Me llamo Teresita y mi esposo Juan Pablo. Somos padres primerizos de nuestro pequeño Torbellino que nació en septiembre de 2017. Ahora también soy Blogger debutante.

Un Comentario

Comenta tus impresiones, son importantes para nosotros y siempre serán bienvenidos

A %d blogueros les gusta esto: