aprender
Home,  Nuestras Historias,  Ser padres

Aprender, aprender, aprender …¿y cuándo voy a descansar?

El post del día de hoy es simplemente una reflexión personal a la que vengo dándole vueltas desde hace mucho tiempo: aprender está muy bien pero…¿dónde quedó el disfrutar por disfrutar? No pido que todo el mundo esté de acuerdo conmigo en lo que digo, simplemente es algo sobre lo que tenía ganas de escribir y compartir.

El mundo de los blogs sobre maternidad y paternidad

Hace año y medio me incorporé en al mundo de la blogosfera y desde entonces he leído un sinfín de posts sobre niños, maternidad y paternidad. Estos escritos me han aportado muchísimo. 

Existen también post en los que no concuerdo con lo que está escrito pero bueno, no pasa nada. Creo que el mundo se nutre de distintas opiniones y de esta forma también nos sirve para aprender o para generarnos un criterio propio.

A medida que sigo leyendo, veo todo plagado de cosas como:

“Un libro para que mi hijo/a se aprenda los colores, para que se aprenda las letras, para que aprenda a gestionar emociones, para aprender idiomas”. Aprender, aprender, aprender.

Y sí, todos los recursos son muy buenos pero veo poco la parte de tener un cuento simplemente para pasar un buen momento, para leerlo juntos y ya está.

niño escribiendo

Creo que todo tiene que ver con que queremos ser los mejores padres y darles a nuestros hijos lo mejor, que todo les aporte algo. 

A finales del 2019 leí un artículo en diario El país titulado ¿se nos han ido de las manos la maternidad y paternidad?  (enlace aquí).

Este artículo abordaba temas sobre la gran preocupación que tenemos los padres para cubrir todos los ámbitos como la alimentación, la educación, la inteligencia emocional, entre otros. Algunos de los aspectos me hicieron sentir identificada pero hoy voy a hablar sobre los dos que me llamaron más la atención: literario y educación. En el primero, cito lo siguiente:

“En la última Feria del Libro de Madrid vi cómo volaban los álbumes ilustrados más moralistas y emocionalmente exitosos mientras grandes obras del sector, álbumes maravillosos en los que prima la diversión, la belleza, la estética o la calidad literaria quedaban relegados a un segundo plano”.

Adrián Cordellat, diario El País

En cuanto a la educación, se hace referencia a que los padres quieren que sus hijos hablen 2 o hasta 3 idiomas a temprana edad. Que algunos centros educativos tienen gran demanda porque garantizan que sus hijos van a salir hablando inglés

Aprender

Hablando de mi caso, Juan Pablo y yo estamos criando a nuestro hijo en Alemania y desde hace mucho tiempo escuchamos comentarios (siempre con las mejores intenciones): -¡qué bien, tu hijo va a hablar 2 idiomas desde chiquito! ¿y a tu hijo, le hablas en alemán, cuántas palabras se sabe en alemán?-. Estos comentarios no me molestan en absoluto pero tampoco estamos apurados porque nuestro hijo hable 2 o 3 idiomas. Así que la respuesta es que en casa le hablamos en español todo el tiempo. 

En cuanto a los libros, tengo que decir que no me gustan los que son para que los niños aprendan los números, los colores, las letras, etc. Me gustan los libros que sean divertidos, que tengan una historia linda, dibujos que llamen la atención, con pop-ups como el de “El pollo Pepe” o “El Pájaro Paco”.

En un post, como el de “Mi debut como blogger” o en varios, he mencionado que los libros son algo que me gusta y que no veía el momentos de empezar a leérselos a mi hijo y me sostengo en ello. Pero quiero que este momento sea especial, algo relajante y no un momento pensado en que también tenga que aprender algo. No me apura que mi hijo se sepa muchas canciones, ni que hable tantas palabras, o que se sepa “tantos trucos”, mi mayor anhelo es que sea un niño sano y feliz y no lo mucho que sabe o no sabe. 

No siempre quiero aprender cosas

Ante tanto aprender, aprender, aprender intento extrapolar esa situación a mi persona y pienso que no siempre me gusta aprender cosas. Cuando llega la noche y me siento a ver la televisión, en lo último que pienso es en que quiero aprender algo. Tampoco me duermo leyendo una enciclopedia para aprender. Simplemente quiero ver alguna película (muchas veces alguna simplona) y antes de dormir, algún libro interesante o que me lleve a mundos imaginarios. No siempre quiero aprender cosas.

Así que… ¿Querrá mi hijo aprender el 100% del tiempo? 

Por el momento no me responde a nada de esto pero nosotros en casa seguiremos por las noches con nuestros libros de historias de patitos, conejitos,  muñequitos y con nuestros momentos de canciones y bailes antes de ir a dormir.

Mujer y niño leyendo un cuento

14 Comentarios

  • El plan de mamá

    Genial el enfoque de este post. Me has hecho reflexionar. Mira que yo tengo la seccion de mi blog Cuentos para Aprender y me has hecho verlo desde otra perspectiva.No se trata de aprender. Se trata de vivir. De disfrutar con lo que nos gusta y de vivir. Mo siempre queremos aprender como bien dices, pero la vida es un aprendizaje en si mismo. El problema es llevarlo al terreno de ser “el más” siempre

    • Lalio Post

      Y me gusta mucho la sección de tu blog sobre libros para aprender, son libros muy bonitos. En definitiva has captado lo que quería decir, la vida en sí es un aprendizaje. Nuestros hijos sólo por el hecho de verlo todo a su alrededor y su convivencia con nosotros día a día, les hace aprender. Hay que disfrutar y atesorar esos momentos

  • El truco de mamá (Pilar)

    Tienes razón en tu reflexión y también me has hecho reflexionar a mí Es cierto que no siempre es bueno centrar nuestros esfuerzos como padres en que continuamente todo sea para conseguir un objetivo en base a aprender. Pretender que nuestros hijos sean los mejores en todo, eso no puede ser. Sin embargo, sí que considero que incluso los momentos de diversión son en sí mismos un aprendizaje. Los libros, como cualquier otra herramienta, desarrollan la personalidad del niño, sus gustos y aficiones, su imaginación… Así que en cierto modo es casi imposible separar ambos conceptos. Eso sí, cuando algo nos gusta y nos divierte, su huella en nosotros siempre es mayor! Dicen que a través del juego todo se aprende mejor

    • Lalio Post

      Primero que nada, muchas gracias por leer y comentar en el post. Y estoy completamente de acuerdo contigo en lo que dices. Yo creo que aprender mientras se disfruta es el mejor camino. Por poner un ejemplo: cuando sales de paseo al campo, y el pequeño se fija en un insecto, una flor o una piedra, y le dices qué es, asimilará mucho más rápidamente el concepto. Doble ganancia: primero disfruta porque ve algo que le llama la atención. Segundo, de forma inconsciente, aprende una nueva palabra. Un beso muy grande

  • Violeta Jimenez

    Tienes más razón que una santa, jeje, frase que se dice mucho por donde vivo, pero yo, en el caso de los libros, tengo el 50% de cada cosa. No siempre le leo para que aprenda, pero me gustan historias que enseñen algo. Algunos días escogemos algo divertido, otro algo para pensar, otros le sacamos punta a un tema… No se.. tengo cienes y cienes de libro (soy horrible y no puedo parar de comprar cuentos), pero también los uso para ciertos temas que cuestan explicar.

    Los libros me ayudan para iniciar un tema algo espinoso, para prepararla para algo difícil, para que me ayude a puntualizar un tema en concreto. Me gusta jugar con las emociones, y el Inspector Drilo es un crack ayudándome en ello (el Monstruo de colores se va quedando atrás ya), la intento hacer más segura y valiente, y la Pirata Daniela me echa una mano… No son libros que enseñan, son libros superdivertidos donde hay piratas, aventuras, o donde un inspector nos ayuda a sacarle punta a las emociones. No se… creo que hay miles de cuentos y siempre hay un hueco para cada uno de ellos.

    Luego nos reimos con Felipe que tiene gripe, o nos escondemos del lobo junto a los tres cerditos… No se . lo importante es leer diferentes cuentos, pasar un buen rato con ellos, y si necesitas hablar de un tema y quieres apoyo, tienes miles donde elegir.

    Besos y buen post.

    • Lalio Post

      ¡Más razón que una Santa! No pretendo tanto jejeje

      Claro, a mi también me encantan los libros y en casa vamos cada vez ampliando nuestra pequeña biblioteca. Creo que, como bien dices, los libros son herramientas muy buenas para explicar muchas veces, algo que nosotros, como padres nos es difícil. Enhorabuena por esa gran colección de la que me estás hablando y me anoto algunos de los títulos .

      En particular creo que podemos aprender de todo lo que nos rodea, inclusive de nuestros momentos de ocio, cómo salir al parque y ver a los animales. Estoy esperando a que llegue el buen tiempo para llevar a mi hijo a una granja que está muy cerca, donde podemos darle de comer a las ovejas, ver a los conejos, a los pollitos, etc. Disfrutamos y aprendemos juntos

      Gracias por pasarte a leer nuestro post y dejarnos tan valioso comentario. Un beso

    • Madredetres

      Te tengo que hacer la ola con esta reflexión, más claro y alto no se puede decir. Yo es que no entiendo que quieran hacer súper maquinas a los niños desde pequeños. Creo que con el juego también se aprende y los peques en esta etapa lo que piden es eso, y mucho cariño, nada más.
      Un abrazo!!

      • Lalio Post

        Eso creo yo también, para mí lo más importante es pasar tiempo con mi hijo y disfrutarlo, que mi hijo esté sano, que se sienta amado y seguro. Me alegro que te haya gustado el post y muchas gracias por pasarte a comentar. Un beso, Telva

  • sraddiaz

    Muchas veces norte das cuenta o no lo pretendes, pero siempre aprendes algo aún sin querer… Una palabra nueva, una forma de dibujar, un dato curioso… Aprendemos incluso de lo malo.

    • Lalio Post

      Y tienes mucha razón, podemos aprender de todo lo que nos rodea, de lo bueno y de lo malo. La parte que no me gusta es querer llenar la cabeza de nuestros hijos de letras, números, idiomas, etc. todo el tiempo. Es mi punto de vista, como dije antes, tampoco pretendo que todos estén de acuerdo conmigo, simplemente quise exponer mi opinión.

      Muchas gracias por leer y comentar nuestro post. Un abrazo

  • Florencia Olmos

    Gran post! Estoy de acuerdo muchas veces queremos que con todo aprendan algo cundo lo verdaderamente importante es sentarse y disfrutar de ellos. Con un libro gracioso donde nos relajamos y simplemente disfrutemos de un bonito rato en familia. Yo soy de la idea de que ya “trabajan” suficiente en el cole cuando llegan a casa toca relajarse y disfrutar. Gran post compañera! Un abrazo

    • Lalio Post

      Muchas gracias, Florencia.

      Mi hijo aún no va al cole, pero a ver qué tal nos va cuando empiece a ir. Hablando por mi experiencia, en casa por la mañana íbamos a la escuela y por la tarde a alguna actividad deportiva, yo empecé a ir a gimnasia artística con 5 años y aunque es un deporte muy duro, tengo hermosos recuerdos y aún mantengo contacto con la que fue mi entrenadora y con varias de mis compañeras de equipo.

      Como siempre, me voy por las ramas jajaja pero mi punto es que creo que hay tiempo para todo: para aprender, para relajarse, para disfrutar y de todo podemos aprender. Me alegra que te haya gustado el post.

      Un gran abrazo

  • Mama Arrullo

    Me ha gustado mucho la reflexión. En mi opinión y siempre hablo de mi experiencia con mis hijos, no todo se hace sólo para aprender… como bien has dicho, no estamos leyendo enciclopedias o libros de temario todo el día y lo mismo nos pasa con nuestros hijos. Tenemos libros que les ayudan a conocer nuevos conceptos que irán descubriendo y que los utilizamos en algún momento del día como parte de la diversión, porque lo bueno de esos libros es que a ellos les enseñan de manera divertida y para el cuento de antes de dormir, leemos eso, cuentos… que seguramente también nos enseñen algo, pero nos centramos sólo en los dibujos, la historia o lo que les pasa a los personajes.

    Creo que gran parte de que usemos tantos libros para aprender viene más motivado por lo que nos dicen de que los pequeños hasta los 3 años su cerebro es como una esponja y queremos hacerlo de la mejor manera para que esa capacidad extraordinaria de aprendizaje, no se desaproveche.

    Pero lo que está claro es que ante todo nuestro niños tienen que divertirse y nosotros con ellos.

    • Lalio Post

      Sí, creo que los padres tenemos todas las mejores intenciones con nuestros hijos. Como bien dices, dicen que el cerebro de los niños son como esponjas y queremos que no se desaproveche. Pero en mi opinión particular, tampoco quisiera caer en el exceso de: venga, ahora a leer en francés, a aprenderse los números en inglés, francés, alemán, ruso, italiano, etc, etc. Personalmente no me gusta.

      Creo que los libros, como bien dices, son grandes herramientas para poder muchas veces entender o explicar algún concepto. Pienso que nuestros hijos aprenden constantemente y nosotros con ellos.

      Enhorabuena por esa hermosa familia que tienes y a seguir disfrutando de esos momentos de diversiones y de cuentos juntos. Un abrazo

Comenta tus impresiones, son importantes para nosotros y siempre serán bienvenidos

A %d blogueros les gusta esto: